Actitudes sociomocionales en medio de la pandemia.

Ayer fue un día diferente a esos en los que por más 4,080 horas aproximadamente hemos estado encerrados en casa, resguardándonos del contagio que cada día cobra cifras importantes y lo que es más delicado se está llevando a familiares, amigos y colegas destacados dentro del ámbito social hondureño, personas que con su intelectualidad hacen aportes significativos en volver más justa la Honduras en que vivimos. Muchos de mis lectores me indican que ¿Por qué en mis artículos no comento sobre la corrupción desmedida que se vive en el país, particularmente en tiempos de COVID-19? mi respuesta es simple, la clase que nos gobierna no se va a detener porque una persona u otra denuncie tales actos de corrupción, todo está tan alineado en el país cual si fuese un reloj suizo para que ante la alharaca que surja, el resto de la población guarde silencio.

La protesta social esta cercenada, mutilada, los sectores que otrora luchaban fueron desmantelados como cuando en un yonker descuartizan un vehículo robado para que nadie lo encuentre.

Es por ello, mis queridos lectores que me limito a escribir sobre lo que pienso y siento de las acciones diarias de la vida que nos producen placer; como observar un buen cuadro de pintura, tomar una taza de café, en tiempos de confinamiento; si tienes la suerte de coincidir con el dígito de tu pareja o de algún familiar, disfrutar el trayecto del famoso “abastecimiento”, que al final del día lo que te deja es un gran agotamiento físico y emocional, porque donde quiera que vayas debes estarte cuidando de que la persona de al lado mantenga su distancia y que observe las medidas de bio seguridad. A eso nos hemos reducido en esta pandemia. Alguien me decía por ahí, la vida es demasiado densa, demasiado pesada para sumarle más carga emocional, basta con liderar con la carga liviana y seguir avanzando hasta que esto pase. Por otro lado está la parte socio emocional de los docentes, mis colegas mismas que no son más que un conjunto de herramientas que permiten a las personas poder entender y regular sus propias emociones, sentir y mostrar empatía por los demás, establecer y desarrollar relaciones positivas, tomar decisiones asertivas y responsables así como definir y alcanzar metas personales. (tomado del sitio web Amadag.com.) Realmente no sé hasta que punto, si hubiese una escala de medición hemos logrado llegar a esto, a entender la necesidad de adoptar ese conjunto de herramientas, pues muchos hablan de la necesidad de una atención socio emocional. Hay amigos, como ya dijimos, familiares y conocidos fallecidos por la pandemia ¿Estamos practicando herramientas socio emocionales? esa es la gran interrogante.

Puedo entender la cólera y la rabia que nos genera al interior de nuestrosorganismos actitudes que no podemos combatir, como el caso de los hospitales que nunca llegaron, la pregunta radica entonces ¿Eso le hace bien a mi salud socio emocional?, me ayuda a crecer, me permite avanzar en medio de la crisis y tener una mejor actitud, hace sana la convivencia con mi pareja y con mis hijos y el resto de las familias; considero que no debemos obviar el tema, por supuesto, pero si es necesario enfocar los pensamientos en elementos productivos que nos permitan avanzar en medio de a crisis. Ya son muchos días, unos tenemos la fortuna de tener un empleo y aunque atrasado recibimos el pago; otro están sin empleo, se ven forzados a salir a la calle a buscar el sustento diario de sus familias; imagine por un instante usted, donde hay bebes que urge la leche cada tres días para darle de comer, donde hay niños pequeños que demandan alimentos, en fin, la crisis tiene múltiples aristas que deben ser analizados. Tratemos de viajar livianos, pensando en lo básico, abastecernos de alimentos, pagar en la medida de nuestras posibilidades los servicios públicos, ofrecer tiempo de calidad a nuestros hijos, escucharlos, cuidarlos, preguntarles como se sienten en medio del encierro, recuerde que como adultos aunque sea a la esquina del pasaje salimos ¿pero y los niños? Hay mucho por hacer no sabemos esto cuando va a terminar, pero debemos tener nuestra mejor actitud para enfrentarnos a lo que sigue, confiando en nuestra capacidad de resiliencia y sobre todo en las misericordias del Divino Hacedor del Universo ¿Y tú cuéntanos en el post, como has sobrevivido con tu familia a la pandemia y si tienes estrategias que funcionan háznoslas saber para que compartamos entre todos mecanismos de sobreviviencia?

Publicado por

Ventana Noticiosa

Máster en Dirección Comercial y Mercadeo, Licenciada en Pedagogía con 14 años de servicio en la educación nacional en todos los niveles, catedrática universitaria; Licenciada en Periodismo, con 15 años de experiencia en medios de comunicación. Maestra de Educación Primaria; Editora de contenido en medios digitales, editora de los boletines digitales Crónica Educativa, Acción Pedagógica. Actualmente formadora de docentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s